JESÚS MÉNDEZ una de las joyas de la cantera jerezana

En este capítulo de DUENDE PERDIDO Javier sigue presentándonos las familias flamencas de Jerez de la Frontera. Hoy nos presenta a Jesús Méndez sobrino nieto de la Paquera de Jerez. Lo escucharemos por bulerias, siguirilla, solea, zambra y campanilleros. El programa se grabó en el CRPS Jofre de Santander

JESUS MENDEZ es una de las joyas de la cantera jerezana. Nacido en 1984 en el seno de la familia Méndez, saga cantaora que cuenta con su tía Francisca Méndez Garrido “La Paquera de Jerez” como estandarte, gusta anclarse en la mejor tradición de la Plazuela jerezana, representada por Méndez y Moneos, a los que tiene un cierto aprecio interpretativo.

Su enorme afición le ha llevado a subir enteros y a participar en múltiples convocatorias, desde las procuradas por el grupo “Sabor Jerez” de Fernando Moreno a los Viernes Flamencos de su ciudad natal, pasando por su participación en el ciclo de Las Familias Cantaoras en Otoño 2002 donde se dio a conocer al exigente público jerezano que le ha dado sus placeres. El guitarrista Gerardo Núñez está siendo su principal valedor al incluirlo en su compañía; con él está recorriendo el mundo entero asumiendo los roles propios de la profesión. Actualmente está grabando para el sello discográfico Universal bajo la producción del músico jerezano, lo que sin duda será un gran impulso a su carrera artística. Bailaores de la talla de Rafael Campallo, Manolo Marín, Javier Barón, Carmen Cortés y Merche Esmeralda han contado con su brío. Su motivación por conservar lo tradicional lo convierten en una importante apuesta de futuro.

Entrevista a LOS CARABELAS

En este capítulo del programa LOS CAMINOS DE LA VIDA, los usuarios del Centro de Rehabilitación Psicosocial Jofre entrevistan a los Carabelas que acaban de regresar de una gira por Mexico, invitados por la Casa de Cantabria en Mexico donde realizaron diversas actuaciones y presentaron su ultimo albun dedicado a Mexico.

Los Carabelas nacieron en el año 1956 fundados por Ernesto Alonso con el nombre de Los Piedras Blancas y posteriormente Los Bahia o Los tres Bahía.

En el año 1966 fue la discográfica Movieplay quien les cambio el nombre bautizándolos como Los Carabelas ya que pensaban que este nombre era más comercial para venderlos en Sudamérica puesto que este era el tipo de música que en aquella época interpretaban.

El grupo integrado por Ernesto Alonso, Enrique Parapar y Víctor Blanco grabaron varios discos sencillos y cuatro Lps, más varias recopilaciones que aun se encuentran en subastas en Internet, recorriendo medio mundo con la cadena Hilton que les contrató para actual en su cadena de hoteles de lujo por todo el mundo. Entre los sitios que actuaron está Monaco, EEUU o Turquía, país en que por cierto fueron los artistas que inauguraron la TV Turca en su paso por Estambul.

Ellos nos cuentan que fue impresionante, ya que solo era una hora diaria de emisión y el país entero se paraba para verlo, y claro, luego no podían andar por la calle sin ser reconocidos.

En 1968 grabaron Mi bella tierruca y M™ del Puerto, que fueron las dos primeras canciones que grabaron de nuestra tierra y haciendo giras y programas de TV estuvieron hasta el año 1977 año en el que ya regresaron a su tierra Ernesto y Víctor, puesto que Enrique se quedó en Torremolinos.

Siendo Julio Lasa en 1978 quien ocupa su lugar para grabar el primer Lp dedicado íntegramente a nuestra tierra ” A Cantabria ” donde encontramos temas como “Cabo Mayor” o “Un verano en Santander”, a continuación vendrían ” Nuestras Cosas ” ” El Sardinero ” ” De Romería ” ” De Todo un Poco “” Capricho ” ” Que lo sepa el mundo ” ” El Sabor de lo nuestro ” ” Viva Cantabria ” ” Mar Cantábrico ” y cinco Cds mas de recopilaciones.

En 2004 Julio deja la formación y se incorpora Cholo Mariño que ya ha grabado ” Los Carabelas Grandes …éxitos ” donde se vuelven a recuperar canciones como de la primera etapa como ” Yo vi llorar a Dios “” Cien mujeres ” y este último donde se recuperan temas del año 78 como ” Cantabria ” y se añade una nueva canción ” Tortilla Española “.

Durante todas estos años han sido numerosas sus actuaciones, tanto dentro de nuestra región, como fuera de ella y sus apariciones en Televisiones, tanto regionales como nacionales.

Son muchas las anécdotas que cuentan, de sus actuaciones para para Charlon Heston, Richard Widmark, o George Peppard entre otros, o para los astronautas que pisaron la luna por primera vez, porque como ellos nos cuentan, el Hilton era una embajada americana allí donde estuviésemos.

Llegaron a tener en TVE varios ” Especial Los Carabelas ” ” Estudio abierto ” o actuar en las famosas mañanas del ” Price ” junto a Los Brincos o Miguel Rios.

Son historia viva ( y en activo ) de la música de nuestra tierra, pues no ha habido quien haya grabado mas canciones dedicadas a nuestra tierra y por supuesto durante tanto tiempo.

En 1997 obtuvieron el premio a la canción del verano de RADIO RABEL con ” Nuestro tren ” por votación popular. Galardón que luego volvieron a obtener, una década mas tarde en RADIO ALTAMIRA con el tema “La tortilla española” y el año siguiente con “La fuente de Cacho”.

Los Carabelas ganaron el reconocimiento del Ayuntamiento de Santander y todos los santanderinos, a su trayectoria artística por toda Europa y América u Oriente llevando el nombre de Santander y Cantabria, adoptando la denominando de LOS CARABELAS el Auditorio del Sardinero.

En julio de 2012 Victor Blanco fallece tras una enfermedad. Ernesto, Cholo y Victor estaban grabando un disco dedicado a Mexico con la participación de Mina Longo que, tras la muerte de Victor, finalizaría Gonzalo Gonzalez que se incorporó en el año 2013.

En 2016 Los Carabelas cruzaron de nuevo el charco para actuar en Mexico de la mano de la Casa de Cantabria de Mexico.

Todos los 14 de agosto a las 9 de la noche Los Carabelas actan, dentro de la programación de verano, en el Auditorio Los Carabelas en El Sardinero… desde hace mas de 30 años.

Dedicatoria al flamenco de Jerez, Manuel Soto Sordera.

Programa dedicado al flamenco de Jerez que hacía Manuel Soto Sordera. Cantaor imprescindible de Jerez de la Frontera. El programa Duende Perdido está presentado por Javier y se emite todos los sábados a las 3 de la tarde a traves de Radio Jofre y Radio Rabel. Puede sintonizarse en TUNEIN y las web de Radio Jofre y Radio Rabel.

Manuel Soto Monge, nació en Jerez de la Frontera en el mes de octubre de 1927, en el mismo epicentro del Barrio Flamenco de Santiago, uno de los núcleos más gloriosos de la historia jonda. Fue en el número 6 de la calle Cantarería, en una populosa casa de vecinos conocida como La del Cuchillero y donde convivían más de una decena de familias gitanas.

Pocos cantaores pueden presumir de pertenecer a una dinastía tan grande, en calidad y cantidad, la que deviene directamente de “Sordo la Luz” y del tío de éste “Paco la Luz”, inmenso siguiriyero. Y que además le relaciona con otras importantes ramas como la de los Morao, Tío José de Paula e incluso Mojama. Ascendencia que ha tenido una feliz continuidad en sus hijos Vicente, Enrique y José y sus sobrinos José Mercé y los Zambos. Ahí es nada.

La infancia de Manuel transcurrió a caballo entre el barrio Santiago y el campo, ya que su familia estuvo dedicada a las labores agrícolas en un buen número de cortijos de la campiña jerezana. En los campos abiertos y las besanas conoció de primera mano aquellas gañanías o aposentos cortijeros, escuelas fundamentales del mejor cante. Cortijos como Tabajete, la Plata y Montecorto fueron los primeros escenarios de su vida.

Desde muy niño demostró una gran inquietud y una gran afición a lo jondo. Así, los domingos y días de fiesta solía acudir a las reuniones de cantaores viejos que calmaban su sed existencial a golpes de nudillos en los mostradores de los muchos tabancos jerezanos. Otro importante escenario de la producción natural del cante. Voces como las de Tío José de Paula y su hermano Ramón, El Chozas, Morao el Viejo, Paulera, Perico el Tito, Tío Cabezas, así como su padre y tíos fueron los primeros que injertaron, cual cepa, lo verídico de la queja emocional y el compás exacto de la bulería.

No obstante, su padre nunca quiso que Sordera (mote que le viene de su abuelo por la poca capacidad de audición) se dedicara a la vida artística. En aquel tiempo la profesión de cantaor ni estaba bien vista ni bien remunerada, lo que le obligó a trabajar en distintos oficios, una vez abandonadas las faenas del campo. Para mantener una temprana familia, que formó con Lela Varea Antúnez de las gentes del Gloria, laboró de tonelero, pescaero y lo que hiciera falta.

A la vuelta de su servicio militar, la vocación de cantaor le pudo por entero, y comenzó a frecuentar las ventas de señoritos que por entonces se situaban en el Parque González Hontoria, donde se monta anualmente la Feria de Jerez. Aunque su debut se produjo en La Moderna de la calle Arcos, donde sustituía a “El Carabinero”. Fueron tiempos duros por lo inestable del dinero que se ganaba dependiendo de la generosidad o no del señorito de turno, pero también una buena escuela junto a nombres tan significativos como Tío Borrico, Terremoto o El Serna.

Su primera salida artística se debe a Beni de Cádiz, quien allá por los 50 lo enroló en una compañía por la Sierra de Cádiz, junto a Cojo Peroche o la Perla de Cádiz. Pero pronto fijaría norte a la capital Sevillana donde los artistas tenían un sueldo fijo y digno en los numeroso tablaos de la ciudad del Betis. Estuvo unas semanas en el Hotel Villa Mercedes para pasar luego al conocido Cortijo “El Guajiro”, donde era rifado como cantaor de atrás para figuras como Matilde Coral o Rafael El Negro. Actividad que le benefició tanto en tomar tablas y oficio, así como ampliar el repertorio que traía de su familia y su Jerez natal.

A mediados de los 50 del siglo pasado, su familia crece de forma considerable y es cuando se planeta subir hasta Madrid, que por aquellas calendas se mostraba pletórico, en cuanto al flamenco se refiere. Gitanillo de Triana, tras oírlo en Sevilla, le habla de la Capital y hasta allí marcha, debutando en la Feria del Campo, para instalarse en el tablao de áquel, conocido como “El Duende”.

Pero su mayor oportunidad se la va a lanzar un genio conocido como Manuel Ortega Juárez “Manolo Caracol”. Éste convence a Sordera para que se incorpore a su tablao “Los Canasteros”, lugar emblemático en el que, por entonces, paraba la flor y nata de los flamencos de España. Allí estuvo por espacio de 5 años consecutivos, cantando en los pases y luego, cogiendo algunas fiestas privadas por las que ganar algún extra para sus hijos, entre los que se agregó José Mercé. También trabajó en Las Brujas.

En Villa y Corte, participa en una mítica grabación discográfica “Canta Jerez” (Hispavox, 1967), una de las más logradas plasmaciones del duende en el vinilo. Con sus fandangos del Gloria, siguiriyas y bulerías, aumenta en gran modo su popularidad.

Tras varios desplazamientos internaciones desde Londres a Nueva Zelanda pasando por Sudáfrica, en compañías como las de Manuela Vargas, comenzó su relanzamiento como cantaor en solitario. Primero, recibiendo la Copa Jerez de Cante de la Cátedra de Flamencología de Jerez en 1974 y, luego, por la grabación de cuatro vinilos de la mano de su paisano José Manuel Caballero Bonald, entonces productor de la casa Ariola. Esto le sirvió para volver al sur, a Andalucía, con cierta vitola de maestro lo que le permitió encabezar muchos carteles de Festivales Andaluces junto a Lebrijano y Camarón de la Isla.

Entre sus muchos reconocimientos cabe destacar un Primer Premio de Saetas en Jerez, el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología y el Primer Calle Alcalá de Madrid, entre otros. Así como, su labor como profesor en la peña Tío José de Paula y como padrino del Aula del Arte Flamenco de la Universidad de Cádiz en 1994.

Su diáfana discografía nos delata un cantaor muy honesto con la tradición de sus mayores, muy vivencial y adscrito a las formas interpretativas del barrio de Santiago jerezano. Destacó sobre todo en el fandango, en el que realizó una gran labor poniendo en circulación el del Gloria, y en la bulería por soleá, estilo del que se convirtió en un auténtico especialista y un válido transmisor.

Como persona siempre tuvo un gran talante llevando la cultura de sus gentes por todo el mundo. Artista dentro y fuera de los escenarios lo que le valió para ser reconocido como primer hijo predilecto gitano de Jerez de la Frontera en 2003.

Una asociación cultural que lleva su nombre muy cerca de donde nació vela por la herencia dejada por este honesto cantaor y gitano de bien.

Recogido en http://www.revistalaflamenca.com/flamenco-antiguo-manuel-soto-sordera-de-jerez-1927-2001/

Entrevista a Rafael Sebrango

Programa de radio realizado en el Centro de Rehabilitación Psicosocial Luis Vives del Grupo Synergy Asistencial patrocinado por la Asocuiación Proyecto Común para su emisión en www.radiojofre.com y AZUL FM con la participación de Rafael Sebrango que es entrevistado.

Puedes escuchar el programa en el podcadt adjunto o  en en nuestra emisión On Line, los domingos a las 10 de la mañana en www.radiojofre.com o www.radiorabel.com